El 8 de junio de 1901 se casaron en La Coruña dos mujeres: Marcela Gracia Ibeas y Elisa Sánchez Loriga. Para ello, Elisa tuvo que adoptar una identidad masculina, Mario Sánchez, figurando así en el acta de matrimonio. Se cortó el pelo y se vistió con traje y corbata. Se inventó un pasado que cogió de un primo suyo muerto en un naufragio.
Lo hicieron por la Iglesia, en la parroquia de San Jorge de la misma ciudad. Posteriormente el párroco descubrió el engaño, y fueron denunciadas y perseguidas. Perdieron el trabajo, fueron excomulgadas y estuvieron en busca y captura.
Cabe destacar que la boda, según el archivo diocesano, aún es válida. Ni la Iglesia ni el Registro civil anularon las actas que de este matrimonio se levantaron, por lo que éste es el primer matrimonio homosexual del que se tiene constancia registral en España.

A partir de ese momento se conocería el caso como el matrimonio sin hombre.

Lo último que se sabe de ellas es que llegaron a subirse a un barco con destino a América, posiblemente Argentina, como tantos otros gallegos de la época.

2012_05_03_IMG_2012_05_03_223A573A42_soctv1__318x216                                                                                              Marcela y Elisa

¿Quieres tener nuestra revista mensual y estar informado de todas las noticias que publicamos?:
SUSCRÍBETE AQUÍ.

Comparte Cultura
¡No te pierdas!