Compra en las tiendas que venden productos artesanos o en alimentos frescos, recogidos en nuestra tierra, esto ayudará al crecimiento de nuestra economía, a la vez que aportaremos nuestro granito de arena al consumo responsable en el mundo.

La cercanía es una virtud para resolver cualquier problema con atención personalizada, reclama profesionalidad, así todos saldremos ganando.
El esfuerzo que se necesita para volcar un sueño entre unas paredes merece todo nuestro respeto, ofrecerles tu tiempo y tu agradecimiento, perder cinco minutos de tu vida en escuchar los sueños de los demás convierte el sudor en sonrisas.
Ya hemos visto las cadenas de producción de las grandes empresas, donde lo importante es la inmediatez a bajo coste y con menosprecio hacía las personas.

Consume con responsabilidad, recicla y no amontones en los baúles , sólo tienes una vida, vívela con conciencia.
Por cierto …

¿Quieres tener nuestra revista mensual y estar informado de todas las noticias que publicamos?: SUSCRÍBETE  AQUÍ.

Comparte Cultura

¡No te pierdas!