El burlesque es irónico, puede ser cómico y está lleno de sensualidad. Pero sobre todo es elegante, Evita de Vil.

“Evita de Vil”, álter ego de Eva Cabrera (Las Palmas de Gran Canaria, 1983) es la mayor representante del burlesque en nuestras islas. Una bailarina canaria muy expresiva, carismática y elegante en los escenarios. Con una selección musical muy cuidada y una puesta en escena que nada tiene que envidiar a las artistas de la edad de oro de Hollywood, nos transporta en cada actuación a las grandes épocas pasadas, los años 40 y 50 del pasado siglo.

Realiza artesanalmente sus vestidos, oficio que le enseñó su abuela y también diseña su coreografía, ya que en sus comienzos fue bailarina clásica.
Ha actuado en diferentes Festivales de Rockabilly de las islas y en multitud de Fiestas temáticas.

Podremos disfrutar su espectáculo el viernes 12 de julio en el Parque de San Telmo, Las Palmas de Gran Canaria, dentro del International Big Bang Vintage Festival, alrededor de las 22:30h y también el sábado 20 de julio dentro del espectáculo Big Bang Cabaret: Show Final junto a otras grandes artistas en el Teatro Guiniguada, Mesa de León s/n – Vegueta.

Comenzó a bailar clásico en el colegio y desde entonces no ha parado: hip-hop y funky, danza moderna, y ya por último burlesque y su último descubrimiento, el pole dance.

En cada show nos cuenta una historia diferente, desde el primero donde se convirtió en camarera, homenaje a los dinners americanos de los 50, hasta las referencias a las Andrew Sister… muchas veces le inspira una música, una canción, y desarrolla la actuación en torno a ese motivo.

Ella tiene su propio sello, es carismática, mucha fuerza, pero a la vez, nos lleva con sus números a la delicadeza y la ironía, con la elegancia y la calidad a soñar en cabarets de otras épocas, a ver en ella a grandes como Bettie Page.

58591275_504401866759465_4836804586058547200_o

Un amigo la bautizó Evita de Vil, por su punto de Cruela, y desde entonces los amantes del burlesque la siguen allá donde actúe, aunque no descarta algún día dar el salto a la Península con los diseños espectaculares de  plumas y boas que ella misma confecciona con maestría.

Eva trabaja diariamente en un conocido comercio de ropa, pero su trabajo duro y constante se disfruta y se reconoce cuando sube a un escenario. Ella rebosa arte en su actitud ante la vida, es una gran bailarina.

Fotos: Sensofia Boudoir & Portrait

¿Quieres tener nuestra revista mensual y estar informado de todas las noticias que publicamos? SUSCRÍBETE AQUÍ.

Comparte Cultura
¡No te pierdas!