DUE es un proyecto grancanario que se mantuvo activo entre 1986 y 1992 y es un notable ejemplo del impacto que la cultura electrónica en la música en los años previos a la irrupción de internet.
En formato trío, con Elio Quiroga, Ángel Sánchez y Miguel Hernández, DUE es una criatura excepcional en la escena canaria de aquellos años. No sólo por el riesgo de gestar una propuesta musical experimental, sino por su querencia hacia la tecnología y las ventanas infinitas que se abrían por medio de sintetizadores y sampler, las herramientas de un futuro que estaba por construir.
DUE reivindicaba por igual a Stockhausen, las bandas sonoras, el ruidismo extremo, el collage sonoro, la música aleatoria y las instalaciones. En 1986, el año en que DUE comenzaba a emerger, el rock insular se retrataba con clásicos que se situan en el polo opuesto de la estética que predicaban los grancanarios: Moral Femenina y Marca Acme publicaban sus discos de debut con Ja Ja Records.
DUE regresa ahora al futuro que vaticinaba en arriesgadas grabaciones en cassette gracias al sello tinerfeño Los 80 Pasan Factura, que ha recuperado la producción del trío en todas sus etapas en un cuadruple CD. Una edición antológica, primera de una colección de grabaciones experimentales que se forjaron en Canarias desde finales de los años 70 hasta mediados los 90. Se incluyen en esta caja los discos The White One (1987), The Black One (1988), El Due Dinámico (1989) y el recopilatorio Dance with Responsability, entre 1990 y 1992. La edición se completa con un libreto en el que Elio Quiroga, cineasta y escritor, relata con lujo de detalles cómo se puso DUE en órbita, cómo se comercializaba la música del grupo a través del catálogo a fotocopias El Consumidor de Cultura, de distribución nacional e internacional, las múltiples colaboraciones, entre ellas los belgas Nostalgie Eternelle, proyectos paralelos como La Matansa del Serdo, así como los vasos comunicantes de música y cine que explotó Quiroga tanto con DUE o en una percha más conceptual con el nombre de Miasma.

FOTO PROMOCIONAL

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
«Programar un secuenciador para que siguiera a un Casiotone subvoltado, a grabar una performance a base de distorsiones, pasando por regrabar cintas de cassette jugando con los cabezales o hacer una hora y media de ruido, etiquetarlo y venderlo, todo era posible, y en los que una escena alternativa a la de la música de consumo florecía en España y Europa», explica Elio Quiroga en el libreto que acompaña al CD.
El ocaso de DUE derivó hacia una suerte de electropop que los llevó hasta la final del Certamen de Rock que organizó la Dirección General de Juventud en 1990, que ganaron, y que se tradujo en el único concierto que celebró la banda, en Santa Cruz de Tenerife, y la grabación de los temas Zar e Integrista Chaikovskiano junto a los finalistas III República, Diplomáticos y Faros Rotos, y que licenció Discan en 1991 con el título de Canarias me Suena Vol. 2.
«Éramos un grupo de extraterrestres», recuerda Quiroga.
Más información


Comparte Cultura
¡No te pierdas!