Es importante experimentar y no decir a ningún proyecto que no.

Maykol Hernández, Actor

10630562_851972818160841_5120292992503405292_o

 

¿Cúando empezó tu vocación por la interpretación?

En realidad, no fui el típico niño que quería ser actor. Fue una idea tardía que comenzó a gestarse en mi etapa de Instituto, cuando veía que era el gracioso del grupo y captaba la atención de la gente. Eso me llevó a decidir estudiar en la Escuela de Actores de Canarias.

 

Eres actor, profesor de esgrima en la Escuela de Actores de Canarias y autor de la obra “Desmontando a Don Juan” con la que obtuviste el premio Réplica al mejor autor en el año 2011. ¿Por qué te decantas?

Me encanta hacer teatro y cine, me encanta enseñar y me encanta escribir, cada cosa tiene su encanto. También he hecho televisión. Es importante experimentar y no decir a ningún proyecto que no. Dar el salto es fácil, lo difícil es que luego salgan las cosas como tú quieres, y para ello mantengo la filosofía de participar en todo lo que va saliendo para ir madurando como actor y como persona. Es importante estar haciendo siempre algo, estar metido en algún proyecto.

¿En qué proyectos has participado a lo largo de tu carrera como actor?

He hecho cine, televisión y teatro. Tras finalizar mis estudios en la Escuela de Actores de Canarias, uno de mis profesores y el director artístico de la compañía 2RC, Rafael Rodríguez, me llamó para interpretar Don García, el papel protagonista de “La verdad sospechosa”, una obra de teatro donde me enfrenté a mis primeros monólogos en verso y que me hizo plantearme escribir mi primera obra. En televisión he participado en La Revoltosa, en Chiquito Club … En cine, he tenido suerte de trabajar con directores como Mario Iglesias, Ado Santana y Carlos Reyes, y de participar en largometrajes como “Las Ovejas nunca pierden el Tren”, “Celda 211″, “El niño” y “Book of Exodus”

¿Qué ha supuesto para ti trabajar en una súper producción de Hollywood?

Formar parte del reparto de “Book of Exodus”, la última superproducción de Ridley Scott, aunque con un pequeño papel, ha supuesto una experiencia enriquecedora para mí, tanto a nivel profesional, como a nivel personal. Ha sido increíble compartir créditos junto a actores como Christian Bale, Joel Edgerton o Aaron Paul, y me ha dado la oportunidad de ver cómo se hace algo tan grande, vivir una experiencia inolvidable y la posibilidad de hacer nuevos contactos.

 

¿Qué les dirías a los lectores de La Brújula? Que rían mucho y sean felices, pues como decía Charlie Chaplin, “Un día sin reír, es un día perdido”.