LO TUYO ES PURO TEATRO:

Maykol Hernández vive un momento dulce en su carrera, se estrena en la serie de Tv ”Secretos de Puente Viejo”

Cada mes entrevistamos a alguno de los artistas que suben a escenarios, tanto del teatro, cómo de la tv.
Esta vez le ha tocado a Maykol, un gran profesional que lleva el nombre de nuestra tierra allá donde actúa.

A continuación nos desgrana, el cómo y el por qué se dedica a este maravilloso mundo del espectáculo.

¿Tuviste claro desde el principio que te ibas a dedicar al Teatro?

Jajaja, bueno, lo primero sería cuestionarse qué es el principio. La verdad es que, a diferencia de muchas y muchos de mis compañeros y compañeras, no supe desde niño que quería dedicarme a esto. De hecho, no tengo claro cómo ni porqué decidí dedicarme a esto, pero teniendo tan claro como tengo el hecho de que no cambiaría mi profesión por ninguna otra, tengo la sensación de que estaba ahí para mí, y que simplemente era cuestión de tiempo darme cuenta de ello.

Cuando estaba en el instituto y no sabía qué hacer con mi vida me planteé el hecho de que, eligiese lo que eligiese, tendría que ser algo que me apasionara, dado que le dedicamos tanto tiempo a trabajar que no concibo la relación trabajo-vida de otra forma. Por aquel entonces no había hecho nunca teatro ni nada relacionado con la interpretación, pero puedo decir que, casi que por arte de magia, un día me vi diciéndome a mí mismo, y casi al mismo tiempo a mis padres, que quería ser actor. La anécdota es que ni si quiera sabía que se estudiaba o que existía una carrera dedicada a tal función. Paradojas del destino, he acabado siendo docente en una Escuela de Arte Dramático, precisamente aquella en la que estudié, la Escuela de Actores de Canarias.

¿Sientes en tus venas los escenarios cómo el primer día?

A ver, tampoco soy tan mayor, ¿eh?, jaja. Bueno, dejando la broma a un lado, si es verdad que llevo más de 15 años haciendo teatro y sigo teniéndole el mismo respeto que al principio. El mismo respeto y mucha más admiración. Sinceramente, creo que la actriz o el actor que le pierde ese respeto a los escenarios deja en ese momento de ser intérprete, porque cada función es una nueva prueba, un nuevo examen. Por mucho que tengas aprendido un espectáculo éste nunca es exactamente igual en ninguna de las representaciones, siempre puede pasar cualquier cosa. Por lo tanto, tenemos la obligación, al subirnos al escenario, de estar en continua alerta, en continua escucha, y eso sólo es posible si mantenemos la concentración que se genera mientras se respeta aquello que hacemos. Si no hay respeto, no hay alerta; si no hay alerta, no hay escucha; y si no hay escucha, no hay interpretación.

 ¿Que personajes te han transformado un poco el alma?

Yo creo que todos los personajes que transforman un poco el alma, pero hay algunos que, además de eso, se te quedan grabados a fuego, ya sea por su dificultad, por su repercusión, porque te llegan en un momento vital especial, o por todo a la vez.

En mi caso, creo que podría dar tres ejemplos de personajes muy diferentes pero muy especiales para mí. El primero, mi queridísimo Pancho, aquel “mataillo” de barrio que no dejaba de atormentar al pobre Manolo Vieira. Creo que no es un personaje del que pueda presumir, pero sí debo decir que me dio mucho tanto a nivel personal como a nivel profesional. Tener la experiencia de, con diecinueve años, trabajar con tu ídolo y que tu personaje sea aceptado y querido por el público es algo de lo que estaré siempre enormemente agradecido. No sólo me sirvió para darme un poquito a conocer en el mundillo si no que me sirvió para aprender muchas cosas que no se aprenden en una Escuela de Arte Dramático. Fue, por así decirlo, mi otra Escuela.

Por otro lado, nunca me olvidaré de Don García, el protagonista de La verdad sospechosa, un texto clásico en verso donde hube de enfrentarme, recién salidito de la Escuela de actores, esto es, con veintidós años, a unos monólogos interminables (insisto, en verso, jaja) y que además, significaría el inicio de un relación idílica con “2rc Teatro”, con la que he trabajado en más de una decena de espectáculos, incluidos algunos textos míos. Esa relación aún se mantiene en la actualidad.

Otra razón por la que no olvido este personaje ni este montaje es porque con él he podido subirme a escenarios de grandes festivales de teatro clásico como el de Alcalá de Henares, el de Haro, o incluso el de Almagro.

Y por último, otro personaje que nunca olvidaré, aun siendo un personaje con un papel muy, muy pequeñito, es el de Drover, “el pastor” que se encaraba al mismísimo Christian Bale (o mejor dicho, a su personaje, Moisés) en “Exudos, Gods and Kings”, del oscarizado Ridley Scott. Verme formando parte de ese triángulo momentos antes de rodar la secuencia que compartía con Bale es algo que llevaré siempre bien guardadito en mi mochila de recuerdos. Todo un regalo.

¿Cómo encuentras la escena canaria de salud?

Creo que la escena canaria, así como la escena española, y si me apuras, la mundial, está, ha estado, y estará siempre, en crisis. Bueno, es evidente que exagero, pero lo que quiero decir es que podría estar mucho mejor de lo que está. No digo con esto que se encuentre en su peor momento, de hecho creo que está en uno de los mejores, no por la calidad de los montajes o de los textos, si no por la cantidad. Ahora mismo Canarias se encuentra en un momento de altísima producción teatral. Nunca ha habido tantos estrenos como en la actualidad.

La parte mala de esto es que, por un lado, la principal razón por la que se produce tanto es porque se distribuye menos y peor. Por lo tanto, las compañías, si bien antes podían vivir, o mejor dicho, sobrevivir, con un montaje al año, ahora se ven obligadas a estrenar dos, tres, o incluso cuatro veces al año. Y claro, aquí viene la otra consecuencia, la calidad de los montajes. Cuando pones tu energía en un solo montaje tiendes a mimarlo más, a ser más selectivo con los textos, con la puesta en escena, con los actores y las actrices, etc. Ahora, al verte obligado a generar más producciones ese mimo pierde, consecuentemente, más calidad, lo que se refleja en los resultados finales. Ojo, no digo que todo lo que se haga ahora sea peor que lo que se hacía antes, ni mucho menos, pero sí es verdad que por lógica, por pura estadística, al haber más estrenos, hay más probabilidades de “llevarte un chasco“ al sentarte a disfrutar de una obra de teatro.

En definitiva, sobrevive.

¿En qué proyectos estás actualmente?

Pues ahora mismo me encuentro en Madrid temporalmente grabando para la serie de Atresmedia “El secreto de Puente Viejo”, que se emite diariamente en Antena 3 desde hace ya más de cinco años. Mi personaje, Néstor, se presenta en Puente Viejo para rendir cuentas al personaje de Camila, interpretado por Yara Puebla, y se quedará un tiempo en el pueblo haciéndole la vida imposible a ésta. La verdad que está siendo una experiencia preciosa, tanto por lo bonito del personaje, como por los compañeros y compañeras con los que he coincidido. Sin duda se trata de un pasito más en mi carrera. No sé si tendrá consecuencias y me abrirá otras puertas, pero como mínimo sí que estoy disfrutando de la experiencia a tope. Ya lo he dicho en más de una ocasión, esta profesión es como una carrera de fondo, y hay que disfrutar de cada etapa, independientemente de si es más o menos dura. Ahora estoy afrontando una etapa dulce, y sólo pienso en disfrutarla.

Por otro lado, justo acabamos de estrenar en teatro “La vida es sueño y circo”, una adaptación familiar del texto de Calderón, en donde interpreto a Segismundo. Otro personaje que seguramente no olvidaré nunca, por su complejidad y repercusión. Sin duda, uno de los personajes más conocidos de la literatura dramática universal. Lo vuelvo a decir: otro regalo.

Al mismo tiempo estoy en gira con “Romeo y Julieta”, y con “El soldadito de plomo”. Digo que estoy en gira porque son montajes que siguen vivos y que aún estamos mostrando de tanto en tanto.

Y en cine, pues esperando el estreno de “En zona Hostil”, y de “1898. Los últimos de Filipinas”, dos largometrajes donde he participado con papeles muy pequeñitos pero que se estrenarán en salas comerciales en toda España, y donde compartiré créditos con actores y actrices de la talla de Ariadna Gil, Luis Tosar, Karra Alejalde, o Javier Gutiérrez.

¿Podrías dar algún consejo a los que quieran comenzar en este mundo?

Uf, no creo ser quién para dar consejos, siempre me ha parecido un privilegio propio de las abuelas y los abuelos, jeje. Lo único que me atrevería a decir a alguien que empiece en esto es que lo disfrute, que juegue, que se enamore de lo que hace, porque si no es así, puede sufrir mucho. Esta es la profesión más hermosa del mundo, pero es muy sacrificada. Si no la disfrutas o si dejas de respetarla, estás perdido.

Comenta lo que quieras a los lectores, La Brújula es tuya:

Pues mira, voy a aprovechar para hacer algo.

La verdad es que nunca he sido muy amigo de las redes sociales, al menos en lo referente a la “autopromoción”. Pero después de asistir a varios cursos con directores de castings y comprobar que todos insistían en la importancia de tener al día las redes y de que te sigan a través de éstas, me he tenido que obligar a ponerme al día con este tema, así que, ya que estamos, voy a aprovechar para pedirles a aquellos y aquellas que quieran, que me sigan en Instagram en @maykolhernandez, o que le den al “me gusta” a mi Fanpage de Facebook: maykolhernandezactor.

Siento mucho hacer esto porque tengo la sensación de estar mendigando jaja, pero ¡tendré que hacer caso a los que saben!

Y nada, por su puesto aprovechar para dar las gracias a todo el equipo de la Brújula y felicitarlo por la labor cultural que hace. Es un privilegio poder contar con una revista así en Gran Canaria, tan comprometida con la cultura y el ocio de la isla.

Y a los lectores y las lectoras, pues agradecer que le hayan dedicado un ratito a leer esta entrevista y, sobretodo, animarles a que vayan a ver teatro en las islas y cine español, que hay mucho y muy bueno.

Y si es así, ¡¡nos vemos en las salas!!

¿Quieres tener nuestra revista mensual y estar informado de todas las noticias que publicamos? SUSCRÍBETE AQUÍ

Comparte Cultura
¡No te pierdas!