Papel Engomado es una revista-objeto independiente vinculada al arte y su contenedor es una cajetilla de tabaco. Fue creada en 2012 por los artistas residentes del Centro de Arte La Regenta en Las Palmas de Gran Canaria.

En esta ocasión he tenido el gusto de dirigir el nuevo número y de contar con la participación de los artistas PSJM, Francis Naranjo, Colectivo Avispero, Joaquín Artime, Adassa Santana, Jose Fran Santana, Iván Santiago, Néstor Travieso.

No es oro todo hace alusión al color dorado como metáfora y aborda las paradojas del Sistema Capitalista, en el que los valores se encuentran invertidos y todo se contabiliza según parámetros de monetización y no según valores humanos, éticos o sociales. Un sistema en el que priman la producción y el crecimiento económico por encima de todo, olvidando la imposibilidad física de mantener un crecimiento infinito dentro de un mundo finito.

Luna Bengoechea 

Papel Engomado

 

Según el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española:

engomado, da

(Del part. de engomar).

  1. adj.Chile. Peripuesto, acicalado.
  2. adj.C. Rica, Guat., Méx., Nic. y Pan. Dicho de una persona: Que amanece con goma (‖ resaca).
  3. m.Acción y efecto de engomar.

 

engomar

  1. tr.Untar de goma los papeles y otros objetos para lograr su adherencia.
  2. tr.Dar goma desleída a las telas y otros géneros para que queden lustrosos.

 

Los artistas del Centro de Producción de Artes Visuales –rosa mesa, José Juan Torres, Joaquín Artime, Adassa Santana, Josefran Santana, Roberto Canedo– sacan en mayo de 2012 una revista-objeto, papel engomado. El formato escogido es el de una cajetilla de tabaco, haciendo guiño al origen tabacalero del edificio que les une –La Regenta era una antigua fábrica de tabaco-. A la cajetilla la libran de su relación mortífera y adictiva para que se convierta en otro tipo de droga, en un estímulo mental. En el interior introducen mitades de folios plegados a DIN A 8. Estos folios se convierten en su lienzo en blanco, un espacio en el que se permiten jugar, relacionar, reflexionar, transgredir. Se lo plantean como un ejercicio abierto, experimental. De ahí que en los sucesivos números se haya evolucionado del papel plegado a otro tipo de objetos –donde el papel sigue siendo importante–.

 

Cada número se pinta de un color, se le pega un sello –donde se indica el número al que pertenece– y también una esquela que contiene mensajes en relación al universo que dentro esconde. Seriada, papel engomado ve la luz cada tres meses con una tirada de 100 ejemplares. Su espíritu es joven, artístico y colaborativo.

 

Cada número es dirigido por un artista que contacta con otros compañeros de profesión, para que, a partir de los conceptos y fundamentos de su práctica artística, los colaboradores realicen una obra que pueda ofrecer otro enfoque a la labor creativa que desempeña el director. Enfoques que se traducen en pequeñas piezas donde tan importante es el pliegue, como la manualidad y la idea. A veces los artistas realizan una misma pieza que repiten cien veces, otras, con una línea clara, desarrollan cien piezas distintas con una misma huella.

 

Papel engomado da un voto de confianza al concepto, poniendo especial atención en la construcción lúdica de un objeto que se caracteriza por emplear materiales familiares y baratos. Joaquín Artime, Adassa Santana y Josefran Santana han sido los artistas habituales, porque de ellos sale la propuesta y sin ellos no termina de rodar. Sin embargo, no descartan que la propuesta engomada adquiera múltiples formas en el futuro. Todo está por escribir.

 

De momento, seguirán trabajando en la misma línea, con un año 2015 programado que viene con alguna sorpresa. El precio pasó del euro cincuenta céntimos a los tres euros. Con el dinero recaudado, se costea el número y se paga a los artistas por su producción y su trabajo. Obviamente, el pago es simbólico, un incentivo por participar en un proyecto chiquitito pero que se cuida con mucho mimo, a fin de cuentas, gracias a ellos se construyen pequeñas exposiciones portátiles.

 

Una vez explicado esto, es conveniente hacer un breve repaso por sus números.

 

El número 00 versa sobre lo difícil que resulta erigirse en el mundo de la cultura. El 0,25 es un número especial con motivo del 25 aniversario de La Regenta, en él se propone un juego para descubrir quiénes son sus fantasmas. Josefran Santana dirige el número 01, “La correspondencia”, una revisión del territorio y el viaje. Roberto Canedo presenta en el número 02, “Zona vigilada”, una reflexión sobre la vigilancia actual.

 

El número 03, dedicado a los conceptos que maneja Joaquín Artime, se centra en la codificación y distorsión de la palabra escrita. Por primera vez entran nuevos colaboradores no vinculados a La Regenta y a la isla de Gran Canaria. Adassa Santana dirigió el número 04, “ONLINE”, una reflexión sobre los difusos límites entre lo público y lo privado en las redes sociales.

 

Durante una residencia de verano que cursa Joaquín Artime, Residencias A Quemarropa, se produjo una edición especial de papel engomado. El número 04,5 funciona a modo de catálogo, recogiendo una pieza significativa del trabajo de cada uno de los residentes, diez en total.

 

El 05, coordinado por rosa mesa, hace una reflexión sobre el acceso a la información y el valor actual de los secretos. Y el último, el 06, dirigido por Luna Bengoechea, aborda las paradojas del Sistema Capitalista, en el que los valores se encuentran invertidos y todo se contabiliza según parámetros de monetización y no según valores humanos, éticos o sociales.

 

Y ya preparamos el número 07 para presentarlo en Alicante y Valencia.

 

Lo importante es que la maquinaria no pare.

 

http://joaquinartime.blogspot.com.es/search/label/papel%20engomado

https://www.facebook.com/pages/Papel-Engomado/283073855132580