Leyendo ahora
Gustavo Castellano Santana, 49 años de edad y cientos de kilómetros recorridos en esta ciudad

Gustavo Castellano Santana, 49 años de edad y cientos de kilómetros recorridos en esta ciudad

Historias de la ciudad 

Por Ana Fernández

Es una cara amable y bien conocida por quienes transitamos la urbe, siempre con una sonrisa y un saludo lleno de vitalidad para ofrecerte sus cupones.

Me cuenta que hace años trabajó como peón de albañil “enchufado” pero no era lo suyo y la crisis económica del 2008 lo sacó de la profesión.

Un superviviente nato, con ganas de trabajar.  En octubre de 2013 tras varios cursos y además conseguir sacarse la ESO por Radio Ecca, accede a vender cupones de OID, unos cupones legales pero pequeños ante el monstruo de la ONCE.

No recuerda el primer cupón que vendió, pero recuerda que fue un viernes. Pocos premios ha dado, los de mayor cuantía, dos premios de 500€ a las 3 últimas cifras, no mucho más.

Cada día, a partir de las 15:30h salía de casa dirección al Muelle Deportivo para comenzar la ruta. 

Una ruta diaria de unos 10 kilómetros aproximadamente y cientos de bares. Acababa a eso de las 10 de la noche agotado de sonreir y con una media de 50 cupones vendidos.

A mi cabeza viene la cantidad de “no gracias” que debía recibir cada día, jamás le noté en su cara el desánimo que debe invadirte después de tanta negativa.

Tras la pandemia, Gustavo pasó a vender la mitad de esos cupones, sin mermar ni un paso de su recorrido. 25 cupones en 7 horas…1 cupón cada 16 minutos. No quiero contarles lo que cobraba por cada cupón vendido.

Yo hablaba mucho con Gustavo, lo considero un amigo, porque lo es. 

Adora la música y tiene muy buen gusto para ella. 

Lo hablamos habitualmente.

Ver también

Hoy en día Gustavo ha necesitado un respiro porque ya no puede con tanto no. Es un luchador y ahora le encantaría seguir vendiendo, quizás plantas, no lo sabe bien, pero quiere recuperar la sonrisa y descansar un poco.

Ahora me encantaría que Gustavo recibiera la mitad de las sonrisas que nos ha regalado, la mitad de su pasión.

Si te lo cruzas por la calle, salúdalo y dile que él es parte importante de esta ciudad, porque lo es, Gustavo es nobleza y eso no es habitual…

Gustavo sigue caminando cada día y en mi paseo para la entrevista, no paró de saludar…

www.instagram.com/historiasdelaciudad

Ir arriba
X
X