Leyendo ahora
Isleño Hats una marca que crea tendencia

Isleño Hats una marca que crea tendencia

Helen Jiménez nos cuenta que la necesidad de reinventarse le convirtió en sombrerera.

Terminó su contrato laboral donde estuvo los últimos 3 años (restauración), y lo que en principio iba a ser un descanso necesario de un par de meses, se une a un confinamiento y parón del planeta por la pandemia.

Siempre ha sido una enamorada de los sombreros, así que pensó en lo increíble que sería conocer el oficio artesanal, y hacer sus propias creaciones en casa.

En ese punto, y al darse cuenta de que en Canarias no existe ya el oficio artesano de la sombrerería, aprendió y, grata sorpresa, descubrió su pasión.

Además de autodidacta, se formó en Madrid con una maestra. Mucha prueba y error, hasta que, un año y medio más tarde, nace Isleño Hats.

Isleño Hats, la marca.

En el siglo XVIII, muchas familias canarias viajaron a América y fundaron San Antonio, en Texas. Otras muchas se asentaron en Nueva Orleans, Luisiana y, a día de hoy a éstos últimos, se les sigue conociendo como ‘Isleños’.

Helem es canaria, isleña, y cada día que pasa valora más el paraíso donde ha pasado la mayor parte de su vida y donde tiene la fortuna de vivir.

Cree en los valores de comunidad, en la fuerza de los canarios, en su capacidad de reinvención y su resiliencia.

Los Isleño son sombreros hechos totalmente a mano.

La materia prima, la capelina, es 100% lana Merina de primera calidad. Nunca utiliza capelinas de piel (de conejo, liebre o castor).

Podría decirse que el 80% de los adornos que usa son materiales reutilizados: retales, abalorios de pulseras, colgantes, cinturones, o incluso botones que ya no se utilizan, cobran una nueva vida en los sombreros.

Muchos de ellos llevan plumas, siempre naturales (rara vez alguna teñida).

Los Isleño no llevan forro de tela en su copa, y tampoco usa cuero para la banda protectora interior. En su lugar utiliza cinta grosgrain (también llamada grogrén), un tejido todoterreno y de secado rápido.

Todo esto reduce costes y tiempo de confección, lo que se traduce en un sombrero único y -a la vez- asequible para todos los bolsillos.

Le inspira la cultura nativa americana, la estética old school, la era victoriana, el cine clásico, el arte en todas sus variantes y, por supuesto, la música: rocknroll, rockabilly, rock sureño americano, swing, blues… Cada Isleño tiene una banda sonora detrás.

Proyectos.

Ha colaborado con el cantante Iván Torres (Efecto Pasillo) en ‘Lo que mueve el mundo’, su primer single en solitario, en cuyo fantástico vídeoclip luce un Isleño.

También con la maravillosa cantante Zaira Padrón, quien en sus actuaciones suele llevar algún sombrero de la marca.

Actualmente los Isleño sólo se venden en Gran Canaria. Como buena soñadora, sueña en grande, por lo que en el futuro visualiza Isleño Hats con proyección internacional.

Info: www.instagram.com/islenohats/